Otoño es sinónimo de Setas en toda la región de Huesca. A los colores de la naturaleza, las características de nuestro otoño también tienen un tesoro para los amantes de la micología. Buscar setas en otoño en Huesca es algo que debes probar a hacer alguna vez.

Quizás te levantes, haya llovido la noche anterior, te calces tus botas, tu chubasquero y salgas a dar un paseo. Pues aprovecha, de paso, para intentar coger algunas setas para la cena. Eso sí, lo mismo te apetece no ir sólo en tu aventura. Si no es así, importante estos consejos:

  1. El Calzado y la ropa para el monte son vitales.
  2. Las setas hay que recolectarlas enteras, con mucho cuidado, usando una navaja que debes llevar contigo.
  3. Una cesta de tela, nunca de plástico, debe ser tu compañera de viaje.
  4. MUCHO CUIDADO con las setas que coges. Recolecta solo aquellas setas que estás seguro de que son comestibles.

 os aventuráis a ir por vuestra cuenta, os recomendamos una serie de consejos antes de partir:

  1. Procurad llevar una navaja y una cesta (de tela o de rafia, nunca de material de plástico, ya que no deja respirar a las setas),
  2. Así como calzado y ropa apropiada para el monte.
  3. Asimismo, las setas hay que recolectarlas enteras y con sumo cuidado, ayudándonos de dicha navaja.
  4. Y, en caso de duda, hay que coger solamente aquellas que sepamos a ciencia cierta que son comestibles.
  5. Aún así os recomendamos llevar los ejemplares recogidos a analizar a las diferentes asociaciones micológicas de la provincia de Huesca, para evitar sustos.

En pleno Valle de Tena, donde se encuentra Casa Forelsa, el Otoño es época para buscar setas. Por estas fechas hay muchas setas en otoño en Huesca y también en nuestro Valle de Tena. Recolectar hongos deliciosos es una actividad que debes probar algún día.

En casi todos los puntos del Pirineo aragonés la temporada de setas arranca con el otoño y junto a él puedes encontrar numerosas jornadas micológicas y gastronómicas.

Consejos para buscar setas en Otoño en Huesca

El Valle de Tena cada año por estas fechas nos muestra uno de sus mejores vestidos y además nos ofrece una gran variedad de riquísimos hongos, y la recolección para su deleite es uno de los mayores placeres que nos podemos dar en época otoñal.

En la provincia de Huesca, como en casi todos los puntos del Pirineo, la temporada de setas ya ha comenzado y se celebran ya en numerosos sitios jornadas micológicas y gastronómicas para dar a conocer esta maravillosa pasión. Puedes tener siempre más información en el Ayuntamiento de Panticosa

Algunas de las setas que tenemos en el Valle de Tena serían las siguientes:

Boletus Edulis o Cep: La seta comestible más famosa. Ofrece variantes para cocinar y es muy apreciada.

Níscalo o Rovellón: Quizás la seta comestible más conocida y popular en toda España. Crece en en pinares jóvenes donde abundan los nutrientes y le encanta la lluvia.

Senderuelas o Corros de Brujas: Son maravillosas para guisar. Las encuentras a partir de mayo en los prados.

Amanita Cesarea o Huevo de Rey: No abundan mucho en nuestra zona, la verdad. Pero son un bien preciado y buscado.

Éstas son solo algunas setas en otoño en Huesca que puedes encontrar y que estarán buenísimas en tu mesa. Recuerda siempre tener mucho cuidado y no coger aquellas setas que no conozcas. Y si no estás seguro, dirígete a un profesional. En nuestra casa rural en Huesca estaremos encantados de ayudarte en este sentido.

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top